333.

Conceptos como Patria y Patriotismo suelen precisar de las mayúsculas. Lo hunos hinchan su pecho mientras la mente se empina hacia el ondear de las banderas y los héroes, hacia la divinidad protectora y el humo de la pólvora que la difunde, hacia el dulce vino del pasado glorioso. Los hotros, aunque abominen aparentemente de conceptos tales, retienen también su simbología y sus ansias. Presumen de sus banderas, sus divinidades, sus héroes, el humo de sus pólvoras y la esperanza embriagadora de un futuro en Utopía. Da igual sentirse Luz de Trento que Faro Iluminador de la Alianza de Civilizaciones. Y a ti que se antoja que ser patriota es no tirar un papel en la calle, firmar un contrato consciente de que tu honor va en cumplir hasta la última letra de su contenido. Sin más. A ti te gustaría pensar que ser patriota es ver en tu vecino un ser al que respetar, no un enemigo al que batir con tus preferencias musicales o tus aficiones a la carpintería; que ser patriota es no cobrar el subsidio de paro mientras ganas el triple haciendo chapuzas a todas horas. Querrías creer que amar a la Patria no es coger un fusil y matar enemigos (que se debería hacer si fuera preciso), sino cuidar ese parque, recoger las defecaciones de tu perro y presumir, luego, ante el foráneo de que tu ciudad, tu barrio, son los más hermosos, los más limpios, los más acogedores del mundo. Anhelarías confiar en que ser patriota es salir a los campos de tu Patria y recoger minuciosamente tus desperdicios, es pagar tus impuestos y no llevarte la chuleta al examen. Soñarías, en fin, con ser patriota como los suizos, que dejan los periódicos en plena calle junto a una latilla con monedas. Todos pagan y todos recogen, si es preciso, el cambio justo. Sin más. Qué emoción entonces cuando oyeras tu Himno y vieras ondear tu Bandera. Qué orgullo de Patria.

Anuncios

2 comentarios on “333.”

  1. Antonio Montes dice:

    Yo también me apuntaría a una patria así; de hecho me apuntaría a una que tuvimos y que, pese a no ser tan perfecta, sí era un sitio vivible donde reinaba el respeto.

    De todos modos, los españoles somos extremados: no descarte que vivamos para ver un vuelco. ¡Ojalá!

    • Emilio dice:

      Habrá una nueva inclinación de la balanza; pero la Historia no se repite, digan lo que digan, y lo que venga será distinto. Con todo, uno es escéptico muy a su pesar, qué quiere que le diga, D. Antonio. Cambiar la mentalidad hispánica requeriría quizá siglos. Recuerde que junto con Don Quijote y Sancho Panza, nuestra historia también atesora a Lázaro de Tormes. Y, como bien sabe, nos remontamos a varios siglos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s