416.

Buen invento del ingenio humano eso del karma. Dicen los fieles que se trata de una ley como física. No es artículo de devoción ni dogma religioso, sino pura fuerza de la naturaleza. Inteligente descubrimiento, pues, ése de la ley del karma. De un lado presta una explicación a las desgracias y a las felicidades presentes que revela una lógica aplastante. Pero, de otra parte, esquiva los recovecos ásperos y escarpados de la teodicea. Siendo, como es, una ley natural, está ajena de emociones y se ahorra cualquier consideración sobre sus efectos en la sensibilidad de los humanos, tan inclinados a pedir misericordia de alguna divinidad con rasgos antropomórficos. Justicia ciega. Fiat karma et pereat mundus. Ingenioso artificio ése de la ley del karma.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s