493.

[1] Oὐσία τοῦ ἀγαθοῦ προαίρεσις ποιά, τοῦ κακοῦ προαίρεσις ποιά [2]. τί οὖν τὰ ἐκτός; ὗλαι τῇ προαιρέσει, περὶ ἃς ἀναστρεφομένη τεύξεται τοῦ ἰδίου ἀγαθοῦ ἢ κακοῦ. πῶς τοῦ ἀγαθοῦ τεύξεται; [3] ἂν τὰς ὕλας μὴ θαυμάσῃ. τὰ γὰρ περὶ τῶν ὑλῶν δόγματα ὀρθὰ μὲν ὄντα ἀγαθὴν ποιεῖ τὴν προαίρεσιν, στρεβλὰ δὲ καὶ διεστραμμένα κακήν.

La esencia del bien es un cierto modo de ser de la voluntad; la del mal, un cierto modo de ser de la voluntad. ¿Qué son, entonces, las circunstancias externas? Elementos materiales para la voluntad, enfrentada a los cuales dará con su propio bien o con su propio mal. ¿Cómo dará con el bien? Siempre que no admire los elementos materiales. Las opiniones sobre los elementos materiales, cuando son correctas, hacen buena la voluntad, pero cuando son torcidas y erráticas, la hacen mala. 

*                   *               *

[10] Ἀλλ᾽ οἷόν τι ἐπὶ τοῦ πλοῦ ποιοῦμεν. τί μοι δύναται; τὸ ἐκλέξασθαι τὸν κυβερνήτην, τοὺς ναύτας, τὴν ἡμέραν, τὸν καιρόν. [11] εἶτα χειμὼν ἐμπέπτωκεν. τί οὖν ἔτι μοι μέλει; τὰ γὰρ ἐμὰ ἐκπεπλήρωται. ἄλλου ἐστὶν ἡ ὑπόθεσις, τοῦ κυβερνήτου. ἀλλὰ καὶ ἡ ναῦς καταδύεται. [12] τί οὖν ἔχω ποιῆσαι; ὃ δύναμαι, τοῦτο μόνον ποιῶ· μὴ φοβούμενος ἀποπνίγομαι οὐδὲ κεκραγὼς οὐδ᾽ ἐγκαλῶν τῷ θεῷ, ἀλλ᾽ εἰδώς, ὅτι τὸ γενόμενον καὶ φθαρῆναι δεῖ. [13] οὐ γάρ εἰμι αἰών, ἀλλ᾽ ἄνθρωπος, μέρος τῶν πάντων ὡς ὥρα ἡμέρας. ἐνστῆναί με δεῖ ὡς τὴν ὥραν καὶ παρελθεῖν ὡς ὥραν. τί οὖν μοι διαφέρει πῶς παρέλθω, [14] πότερον πνιγεὶς ἢ πυρέξας; διὰ γὰρ τοιούτου τινὸς δεῖ παρελθεῖν με.

 Hacemos como cuando navegamos. ¿Qué me es posible? Elegir al piloto, a los marineros, el día, el momento. Luego, sobreviene una tempestad. ¿Pero qué me importa ya? Lo que de mí depende se ha llevado a cabo. El asunto depende de otro, del piloto. Pero la nave se está yendo a pique. ¿Qué puedo hacer, entonces? Lo que esté en mi mano, esto sólo haré: me ahogo sin temor, sin gritar, sin acusar a la divinidad, consciente de lo que sucede y de que es preciso perecer. No soy eterno, sino un ser humano, parte de un todo, como la hora lo es del día. Debo estar como la hora y pasar como la hora. ¿Qué diferencia hay en el modo en que paso? ¿Si ahogado o ardiendo de fiebre? Porque de algún modo debo pasar.  

*                    *                   * 

[11] Ἴδ᾽ ἀρχὴ φιλοσοφίας· αἴσθησις μάχης τῆς πρὸς ἀλλήλους τῶν ἀνθρώπων καὶ ζήτησις τοῦ παρ᾽ ὃ γίνεται ἡ μάχη καὶ κατάγνωσις καὶ ἀπιστία πρὸς τὸ ψιλῶς δοκοῦν, ἔρευνα δέ τις περὶ τὸ δοκοῦν εἰ ὀρθῶς δοκεῖ καὶ εὕρεσις κανόνος τινός, οἷον ἐπὶ βαρῶν τὸν ζυγὸν εὕρομεν, οἷον ἐπὶ εὐθέων καὶ στρεβλῶν τὴν στάθμην.

He aquí el principio de la filosofía. La percepción de que hay contradicción entre los seres humanos y la indagación de la causa de esa contradicción; el desprecio y la desconfianza ante el simple parecer, una cierta investigación acerca del parecer, si parece correctamente y el hallazgo de una norma, como hallamos la balanza para el peso y como la regla en el asunto para las líneas rectas y torcidas

Epicteto, Discursos, I 29.1-3, II 5.10-14 y II 11.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s