526.

El principal defecto de la democracia moderna en los países occidentales es que se ha convertido en una manifestación de publicidad engañosa. Por el curso de la sociedad y su evolución, las elecciones se han convertido en campañas publicitarias donde se pretende vender un producto milagro. Bien podría la mercancía equipararse a los elixires milagrosos que las viejas películas del oeste presentaban en voz de predicadores con guardapolvos ajados y sombreros mugrientos en los pueblos de un desierto perdido. La diferencia, enorme, es que hoy se pone en funcionamiento toda la ingeniería del mercadeo y su arrollador empuje. El político es un contemporáneo charlatán de feria que intenta colocar en una clientela alelada un bálsamo de Fierabrás por el módico precio de un voto. Una vez vendido el producto, huye de escena y échenle galgos a ver quién lo atrapa. Pasados cuatro años, regresa con idéntico producto, la etiqueta modificada en un envase alterado mínimamente, y una audiencia apresada de dolores, ansiosa de esperanzas, por más que sean increíbles, vuelve a comprar el mejunje pensando que todas sus penas serán disueltas entre sus gotas. Y así vuelve a ocurrir en un ciclo interminable que puede resistir tanto como la desesperación humana. Ayudan al mercachifle vecinos de la población (posteriormente remunerados con generosidad) que, como ganchos, empujan a los demás a la compra asegurando que ellos antes eran inválidos y que gracias al Sulfatín maravilloso del doctor Salvador recuperaron el movimiento de sus piernas. Cámbiense los ítems del símil por los correspondientes, fácilmente imaginables, reales y crees que ofreces una visión muy próxima del mercadillo de la política en la democracia de tus días.

Anuncios

2 comentarios on “526.”

  1. Venancio Iglesias Martín dice:

    No una visión muy próxima sino un espejo claro en que mirarse cada uno de los taifas del país.

    • Emilio dice:

      Y que caerá, desgraciada y previsiblemente, en el mismo saco roto en el que se abisman los cientos de miles de advertencias de los cientos de miles de españoles que estamos hartos (que no indignados) de nuestras élites. Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s