970.

Tú, en tu infinita ignorancia, intuyes que una de las maneras de derrotar al enemigo es meterse en su cerebro y comprender su mentalidad. La mentalidad es el principal de los motores del hacer humano. Para los terroristas islámicos que asesinaron a tanta gente en París, toda la conmoción mundial, las manifestaciones, las palabras de firmeza, las declaraciones de intenciones, incluso las peticiones de paz de aquellos que ya se dan por derrotados al estar abducidos por los aromas del desierto, no son sino cantos de capitulación. Para esos utópicos del pasado, la civilización Occidental y el mundo en general es un tinglado decadente y cobardón que no se atreve con ellos. Se estarán riendo en sus enclaves neocalifales de toda la algarabía montada. Sólo entienden de sangre y fuego. Y te temes que sólo con sangre y fuego pueden ser derrotados. No hay mejor cuña que la de la propia madera. Aunque crees que el mundo islámico debería resolver sus querellas medievales entre sí, hay momentos en que se debería actuar y darles una buena ración de su propia medicina. En este sentido, parte de tu admiración por los israelíes se deriva del hecho de que comprenden como nadie con quién se la están jugando y obran en consecuencia.

Anuncios

2 comentarios on “970.”

  1. Luis Venegas dice:

    Emilio buenas tardes. ¿Puedo publicar tu comentario?
    Abrazos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s