1085.

Aunque recientes estudios parecen demostrar que el ser humano tiene más fácil creer una mentira que una verdad, se te antoja pensar que la mentira precisa de una continua y permanente insistencia para velar su carácter fraudulento y cortar el paso a una verdad que, dejada a su albur, saltaría a la luz con toda evidencia. Así, la falsedad de la existencia de Dios requiere que sus apologistas ordenen un incesante recordatorio de esa entelequia. De ahí los ritos diarios, semanales, mensuales, anuales. Si no se forzara a pensar en Dios, éste desaparecería de escena. Otro ejemplo lo encuentras en ese sucedáneo moderno de la religión que es la ideología política. Cuanto más insista en imponer sus dogmas a sus sometidos, más falsas serán. Por eso, los regímenes totalitarios inundan de propaganda todo espacio público y privado. Y por eso las sociedades abiertas nunca tienen necesidad de adormecer el espíritu crítico del ser humano con su asfixiante recordatorio. La verdad no necesita venderse ni ocultar su esencia.

Anuncios

1084.

Ya sabes que detrás de la obsesión de los comunistas europeos por abrir las puertas a la inmigración de forma indiscriminada hay un programa de destrucción de la tradición cultural de Europa para poder crear sobre sus escombros la utopía de la sociedad sin clases. No obstante, sospechas que hay también su puntito de rabieta. A fin de cuentas, los comunistas son seres humanos, aunque crean pertenecer a una variedad superior de homines sapientes sapientes. La gente muere por vivir en la sociedad europea; sin embargo, muere por escapar de los países donde campa el comunismo.


1081.

Menos mal que nadie en la manada feminista e izquierdosa sabe quién fue Eurípides, si no le habrían sometido a censura por haber escrito Medea.


1080.

Parece que los políticos en estos tiempos de la postpostmodernidad tuvieran mentalidad de déspota ilustrado, por aquello de todo para el pueblo, pero sin el pueblo. Lo malo del asunto es que, dada la altura intelectual y formativa de esa tropa, dirías que el adjetivo se ha caído de las alforjas y sólo ha quedado en su interior el sustantivo (¡ah, si Feijóo o Jovellanos levantaran la cabeza!). No otra conclusión puedes extraer cuando te enteras de que el sustento filosófico de su pretendida ilustración es aquella frasecita oída en las manifestaciones del día 8 de los corrientes en apoyo de eso que llaman “feminismo”: “la talla 38 nos aprieta el chocho”.


1071.

La clase política de hoy está constituida por tontos que se creen listos mandando sobre tontos.


1069.

El estado moderno tiene por principal función extraer dinero para pagar a los que extraen el dinero.


1068.

¿Qué es una nación? Lo que el nacionalista dice que es.